skip to Main Content

Las playas más románticas de España

Si vas a disfrutar de tus vacaciones en las costas españolas, te invitamos a conocer algunas playas ideales para compartir en buena compañía. Hoy te desvelamos rincones mágicos y románticos para disfrutar de un verano de película.

 

Playa de las Catedrales. Lugo. ¿Sabes que realmente se llama playa de Aguas? ¿Y que dependiendo de la hora en la que la visitéis vais a observar distintas panorámicas? Se debe a las mareas que ascienden a niveles muy altos y cambian la perspectiva de la orilla.  Es un paraje inolvidable, monumental, una playa de arena blanca y aguas cristalinas de las más bonitas de Galicia. Las grandes rocas de caprichosas formas que se distribuyen por el arenal diseñan un paisaje de pasadizos, arcos e islotes por los que penetra el agua. En determinados momentos del día la playa desaparece por antojo de las mareas.

Lo que no os podéis perder. El mirador del acantilado ofrece los mejores paisajes. Un encuadre único para selfies románticos.

Cabo de Gata. Almería.  Las parejas más atrevidas podrán disfrutar de playas nudistas, pero los más románticos descubrirán rincones recónditos solo accesibles a pie. En el área del Cabo de Gata se puede montar a caballo, practicar buceo, perderse por sus calas, montar a caballo… Un paraíso ideal para dos.  Destaca la playa de Mónsul una de las más valiosas de Almería. Esta zona es única gracias a las formaciones de lava erosionada que la rodean, a un agua turquesa y a su arena fina. Como buen paraje romántico os vais a encontrar con una playa virgen, sin nada que pueda interrumpir ese momento único solo para dos…

Lo que no os podéis perder. Ubicado en el mismo pueblo de Agua Amarga, a 150 metros de la playa, MiKasa suites cuenta con solo 16 habitaciones, todas diferentes y decoradas con personalidad propia.

 

Macarella y Macarelleta. Menorca.  No es una playa, sino dos calas, pero posiblemente las más legendarias de Baleares. El color esmeralda de sus aguas o sus arenas blancas siempre se comparan a las aguas caribeñas. Las panorámicas son increíbles y la zona, rodeada de pinares, es casi virgen. Estas calas son de difícil acceso, pero resultan íntimas e inolvidables.

Lo que no os podéis perder. Llegar desde Cala Galdana. Si os gusta el senderismo y no os importa pasear por parajes agrestes, debéis llegar caminando. Merece la pena.

 

Aiguablava. Gerona.

La Costa Dorada no podía faltar en este repaso por las playas españolas más románticas. Nos trasladamos hasta el municipio de Begur, en Gerona. Allí la playa de Aiguablava es ideal para los amantes de la tranquilidad y el relax en pareja. La abundante vegetación y una exuberante naturaleza configuran unos paisajes de ensueño.

Lo que no os podéis perder. El parador es perfecto para alojarse y su ubicación, inmejorable.

 Benirrás. Ibiza. Las parejas de espíritu hippie tenéis que conocer durante el ocaso Benirràs, en la zona norte de la isla. Un enclave natural entre dos pequeños montes de bosque que ofrece una de las puestas de sol más increíbles. En verano, junto al Cap Bernat, un puntiagudo monolito que se yergue en mitad del horizonte, el crepúsculo transcurre al ritmo de docenas de tambores, que componen un ritual único en la isla.

Lo que no os podéis perder. Su restaurante es uno de los mejores de Ibiza: el Element Cala Benirràs.

Paloma Blanca. Cádiz. Es complicado elegir una playa en la zona de Tarifa, pero si lo que buscamos es bienestar e intimidad en pareja, algunas de las playas con más encanto, salvajes, vírgenes y tranquilas se encuentran en el área de Paloma Baja, en el Parque Natural del Estrecho.

Lo que no os podéis perder. Los tres apartamentos independientes de El Niño Justo. Ubicados en la ladera de una montaña ofrecen unas vistas espectaculares del océano y las costas africanas. A pie accederéis a las playas más vírgenes de Tarifa.

 

Back To Top